Perpetuo Socorro, Sin categoría

IV CONGRESO INTERNACIONAL DE SALUD MENTAL BENITO MENNI – “DEMENCIA, INTERVENCIÓN MULTIDISCIPLINAR”

Síguenos en nuestras redes sociales:
Facebook
Google+
Twitter
YouTube

Organizado por Hermanas Hospitalarias de Ecuador. Los días 13, 14 y 15 de mayo, en el Auditorio de la Cámara de Comercio de Quito.

Agradezco a los organizadores la invitación para exponer el tema: ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL DESDE EL CARISMA HOSPITALARIO A PACIENTES Y FAMILIAS, COMO PARTE DEL PROCESO TERAPÉUTICO INTEGRAL, porque realmente es una dimensión importante de este proceso.

Antes de comenzar a exponer el cómo de esta propuesta hecha desde nuestra identidad, es importante aclarar el término acompañamiento espiritual desde el Carisma de la Hospitalidad. Entonces definimos que “Carisma” es don, es vida movida por el Espíritu de Jesús. Somos don para los demás, la Hospitalidad es don en nosotros. Un don para entregar, no somos dueños, pero si responsables. Y este don de la Hospitalidad que mira al otro, al hermano doliente como persona integral en su dimensión: psico-fisico-espiritual en una realidad, en un contexto concreto. Nos acercamos a la manera de Jesús que se hace “acompañante en el camino” y curando todas las enfermedades y dolencias y que al ver a las multitudes siente compasión… padece-con… se acerca…envía (Mt 9,35-36), que paso por la tierra como Buen Samaritano de la humanidad (Lc 10,29-37).

San Benito Menni, siguió estas huellas de Jesús Buen Samaritano, resaltando la asistencia facultativa, asistencia espiritual, asistencia de alimentos, asistencia higiénica, asistencia de recreación y ocupaciones y asistencia organizada. (Const.1882, n.81). Con el lema: La Religión y la Ciencia trabajan de acuerdo y se ayudan mutuamente.

Es así como el Modelo Asistencial de Hermanas Hospitalarias, se fundamenta en esta base de la asistencia integral (Cf. HSC. MII, 42, 35). La centralidad de la persona del enfermo, ofreciendo al paciente y a la familia el apoyo necesario con especial énfasis en la escucha activa, el soporte emocional y el acompañamiento espiritual, principio nuclear de nuestra forma de asistir.

La hospitalidad de Jesús reconstruye a la persona rota por sus miedos, inseguridades, soledad, aislamiento, confusión y sufrimiento de la misma enfermedad. Aporta una salud integral y libera a la persona para la vida.

Sor Ernestina Aros A.

Superiora Local Hospital Perpetuo Socorro

Author


Avatar