Noticias‎ > ‎Direccion informa...‎ > ‎

Compartiendo el Carisma Hospitalario

publicado a la‎(s)‎ 23 feb. 2017 5:15 por Mauricio Bastidas   [ actualizado el 23 feb. 2017 6:49 ]
Con el fin de “Asumir creativamente la misión como un proyecto común” como dice nuestro Documento del XX Capítulo General, nos hemos enfocado en fortalecer la “vocación” de colaboradores, hermanas y voluntarios en la atención en la atención humanizada desde el Carisma hospitalario, y para ello, el día 16 de febrero hemos compartido dos actividades: 

1. Consagración de las nuevas voluntarias y la reafirmación de las antiguas: Con una Eucaristía presidida por el Padre Raúl Acosta (P. Filipense y capellán del Hospital), compartimos la consagración de una nueva voluntaria y las demás integrantes reafirman su entrega al servicio voluntario con los pacientes y familiares en el hospital, en la catequesis, este grupo realiza una labor muy cercana. Agradecemos desde estas líneas toda la labor en beneficio de las personas que atendemos. Sor Blanca Estela Donoso, acompaña este grupo. 




2. Mejor colaborador del mes año 2016: En nuestro hospital bajo unos requerimientos de acuerdo al perfil del colaborador hospitalario que proyecte una vivencia carismática, mes a mes se detecta estos colaboradores y se los elige como el mejor del mes, se coloca su fotografía en un lugar público, reconociendo su labor y se le concede un premio sencillo como una cena, o un día libre. 
Con el fin de fortalecer su perfil, motivarlo y acompañarlo en el crecimiento de esta vocación de servicio con un tinte muy hospitalario de sensibilidad, se define reunirlos a todos los colaboradores ganadores del año 2016 y la persona elegida en enero de este año, en un acto sencillo. Hermanas, Directores y Líderes, compartimos este momento, para agradecerles su labor, animarlos a seguir caminando y siendo mejores cada día. Al ingreso al recinto de celebración reciben un corazón con una carta de Nuestro Padre Fundador que anima a ser buenos colaboradores hospitalarios, tanto los ganadores de la mención y los demás asistentes, estos últimos reciben también un corazón con la misma frase para que busquemos al colaborador y apadrinarlo, cuidar su vocación y así mutuamente nos fortalecemos e irradiamos esa hospitalidad. Se les entrego un diploma con la mención de mejor colaborador. De esta forma queremos ir dando pasitos también con este grupo hacia laicos hospitalarios. Fue un acto bonito sencillo y terminamos con una cena, terminamos con un abrazo hospitalarios muy contentos todos y comprometidos en esta labor carismática. Gracias a todos por ser parte de esta gran familia. 



Comments